Riesgos Psicosociales – Causas, Consecuencias y Cómo Prevenirlos!

situaciones estresantes

¿Qué son los factores de riesgos psicosociales?

Los factores de riesgos psicosociales son factores organizacionales que impactan la seguridad psicológica y la salud de los empleados.

Estos factores incluyen la forma en que se lleva a cabo el trabajo y el contexto en el que se realiza el trabajo.

Los riesgos psicosociales tienen la capacidad de afectar las respuestas mentales de los empleados al trabajo y causar problemas de salud mental.

La mayoría de los gerentes de negocios aprecian la salud y la seguridad en el trabajo y reconocen que tienen el deber moral y legal de mantener a los empleados seguros y saludables mientras están en el trabajo.

¿Pero entienden completamente el alcance de lo que realmente significa “seguro y saludable”?

Con los procesos habituales de auditoría de salud y seguridad a un lado, ¿qué otros factores pueden vigilar los gerentes?

Muchos empleadores han proporcionado capacitación adecuada y han seguido procedimientos de seguridad, sin embargo, ahora se reconoce que un lugar de trabajo puede ser físicamente seguro y aun así ser un lugar poco saludable para trabajar.

Cada vez más, los problemas de estrés y salud mental; conocidos como riesgos psicosociales, se están convirtiendo en motivo de preocupación.

¿Qué incluyen los riesgos psicosociales?

sobre carga de trabajo

Hay una serie de situaciones que pueden darse en el ambiente laboral y que pueden poner a los empleados en riesgo, algunas de ellas son:

  • Constante sobrecarga de trabajo
  • Falta de control sobre cómo se realiza el trabajo
  • Acoso, intimidación o discriminación en el trabajo
  • Falta de apoyo del supervisor
  • Falta de respeto por los trabajadores
  • Falta de recompensas apropiadas y apreciación por el esfuerzo realizado
  • Falta de apoyo para el equilibrio trabajo-familia
  • Mala comunicación
  • Ambigüedad sobre las responsabilidades laborales

La mayoría de la gente sabe intuitivamente que estas cosas son desagradables. Pero también son peligrosos para la salud y la seguridad de los empleados.

¿A qué pueden conducir los problemas de salud por la exposición a riesgos psicosociales?

La investigación muestra que algunas de estas situaciones pueden hacer que los empleados tengan hasta tres veces más probabilidades de sufrir:

  • Dolor de espalda
  • Enfermedad del corazón
  • Trastornos musculoesqueléticos
  • Abuso de sustancias
  • Infecciones
  • Enfermedades mentales como depresión y ansiedad
  • Conflictos y violencia en el trabajo
  • Los empleados pueden tener hasta cinco veces más probabilidades de sufrir ciertos tipos de cáncer.

Claramente, cualquier empresa u organización con un mayor riesgo de estas condiciones lo pagará en última instancia con un mayor ausentismo, discapacidad a corto y largo plazo, disminución de la productividad y costos de seguro de responsabilidad de los empleadores.

Cómo realizar una evaluación de riesgos psicosociales

Una evaluación de riesgos psicosociales implica los mismos principios y procesos que las evaluaciones de riesgos para otros riesgos laborales. El enfoque gradual utilizado comúnmente incluye cinco pasos:

  1. Identificar los peligros y las personas en riesgo.
  2. Evaluar y priorizar los riesgos. Decide quién podría verse perjudicado y cómo. Decidir si las precauciones existentes son adecuadas o si se requieren más controles
  3. Decidir las medidas preventivas y registrar sus hallazgos.
  4. Tomar acción
  5. Monitorear y revisar

Al completar una evaluación de riesgo psicosocial, hay elementos clave adicionales a considerar. El apoyo de todos los empleados ayuda a identificar los factores de riesgo en el lugar de trabajo.

El apoyo de la alta gerencia es crucial. La alta gerencia debe proporcionar los recursos necesarios para llevar a cabo la evaluación de riesgos y para realizar mejoras identificadas en esta.

Los gerentes en todos los niveles tienen un papel que desempeñar para abordar los factores de riesgo psicosociales en el lugar de trabajo al adoptar o mantener un estilo de liderazgo de apoyo.

Otro aspecto clave del proceso de evaluación de riesgos es la consulta con los empleados y la participación de los empleados en el proceso de identificación de factores de riesgo psicosocial y posibles acciones correctivas dentro de su lugar de trabajo.

Los empleados son los que están más familiarizados con su propio trabajo y los que deberían participar en la implementación de cualquier cambio en él; por lo tanto, es más probable que sugieran intervenciones relevantes para abordar problemas específicos.

Paso 1: Identificar los factores de riesgos psicosociales y posibles personas afectadas.

Este primer paso implica comprender cómo se realiza el trabajo y cómo se puede causar daño. Es importante distinguir un factor de riesgo del riesgo en sí.

El término “factor de riesgo” en una evaluación de riesgo psicosocial es sinónimo del término “peligro” en una evaluación de riesgos físicos.

La presencia de un factor de riesgo o un peligro en sí mismo no representa necesariamente un riesgo, siempre y cuando existan controles adecuados para proteger al empleado del factor de riesgo o peligro.

Un riesgo es la posibilidad, alta o baja, de que alguien pueda ser dañado por el peligro.

Hay varias formas en que los gerentes pueden involucrar a sus empleados en la identificación de factores de riesgo psicosocial.

El enfoque seleccionado se basará en parte en la disposición de las partes en el lugar de trabajo para participar significativamente en la discusión.

Consulte con sus empleados cuestiones como:

¿El factor de riesgo psicosocial está presente en el lugar de trabajo?

¿Qué grupos de empleados son afectados por riesgos psicosociales?

Otra información que puede ayudar a identificar grupos de trabajadores que pueden estar en riesgo incluye datos sobre ausencias del trabajo, rotación de personal, incidentes de violencia o acoso, quejas de empleados, etc.

Paso 2: evaluar y priorizar los riesgos

Este paso se trata de decidir quién podría verse perjudicado por el factor de riesgo psicosocial, la probabilidad de daño y la gravedad del daño.

Puede ser necesario recopilar datos suplementarios si los datos existentes mencionados en el Paso 1 no se consideran suficientes para evaluar los riesgos y tomar medidas. Las preguntas a considerar son:

  • ¿Qué posibilidades hay de que un peligro cause daños (por ejemplo, el número de personas que informan de la exposición al factor de riesgo y lo relacionan con los efectos adversos, etc.)?
  • ¿Cuán grave es probable que sea el daño (por ejemplo? ¿existe un vínculo entre la exposición al factor de riesgo y los resultados adversos, por ejemplo, una alta carga de trabajo y ausencia por enfermedad, violencia de acoso y quejas o quejas)?
  • ¿Con qué frecuencia (y cuántos) trabajadores están expuestos al riesgo?

La retroalimentación adicional que podría buscarse en las discusiones con los empleados sería:

¿Cuál es la probabilidad de que los empleados puedan verse perjudicados por este factor de riesgo? Se entiende que no existen criterios objetivos por los cuales esto pueda medirse para los factores de riesgos psicosociales (a diferencia de los factores de riesgo físicos). La intención de esta pregunta es obtener una mejor comprensión de las percepciones de los empleados.

Según la naturaleza del trabajo realizado, ¿es posible eliminar este factor de riesgo del lugar de trabajo?

Una vez que se obtiene esta información, enumere los riesgos en orden de importancia y confecciones una lista para elaborar un plan de acción.

Paso 3: Decidir sobre acciones preventivas

Una evaluación de riesgos es el primer paso para una gestión de riesgos exitosa. Después de completar la evaluación de riesgos, se deben tomar medidas preventivas en orden de prioridad, involucrando a los empleados en el proceso.

Los empleados podrán aportar su conocimiento, experiencia y comprensión de la actividad.

Entenderán exactamente cómo se lleva a cabo el trabajo y lo verán desde una perspectiva diferente de la de su gerente o supervisor.

Las preguntas a responder, en consulta con los empleados, incluyen:

¿Son adecuadas las medidas vigentes para abordar el factor de riesgo psicosocial y minimizar el riesgo de que los empleados sufran daños?

Si no es así, ¿qué medidas cree que deberían implementarse para minimizar el riesgo de que los empleados sufran daños?

En el caso de que la gerencia y los empleados tengan dificultades para identificar medidas para minimizar los riesgos psicosociales individuales, busque en línea algún modelo genérico de evaluación para ayudar a identificar los tipos de medidas / controles que pueden considerarse.

Luego se necesita un plan de acción para aquellas iniciativas que se identifiquen.

Paso 4: toma medidas

El propósito de una evaluación de riesgos psicosociales es identificar medidas preventivas y de protección a nivel organizacional, no a nivel individual.

No tiene la intención de identificar el asesoramiento u otras necesidades para individuos específicos que están experimentando dificultades para hacer frente, problemas de salud mental o enfermedades mentales.

Estas necesidades deben abordarse pero no a través del proceso de evaluación del riesgo psicosocial.

La implementación efectiva de medidas para minimizar el riesgo psicosocial implica el desarrollo de un plan que especifique: i) quién hace qué; ii) cuándo se debe completar una tarea; y iii) los medios asignados para implementar las medidas.

La comunicación de los hallazgos a todos los empleados es necesaria para garantizar que todos los involucrados en la actividad, o expuestos al riesgo, sean conscientes de los hallazgos de la evaluación del riesgo y las acciones tomadas para resolver los problemas.

Paso 5: supervisar y revisar

Se debe monitorear la efectividad de las medidas tomadas para prevenir o minimizar el riesgo psicosocial.

Es necesario evaluar cualquier acción tomada para establecer qué funciona mejor y evaluar la efectividad de todas las soluciones implementadas.

Se necesitará una reevaluación cuando ocurra un cambio significativo, porque pueden surgir nuevos peligros.

Es posible que ya no se necesiten medidas preventivas porque el cambio ha abordado los factores de riesgos o puede ser insuficiente debido a la introducción de nuevos factores.

Documentación de la evaluación.

Se debe registrar la evaluación de riesgos realizada. Tal registro se puede usar para:

  • Brindar información a las personas interesadas (empleados, comités o representantes de salud y seguridad, otros gerentes, etc.)
  • Evaluar si se han introducido las medidas necesarias; y revisar medidas si las circunstancias cambian.
  • Evaluar el rendimiento de los empleados a partir de las modificaciones realizadas a partir de las evaluaciones.

Conclusión Final

Al igual que otros tipos de riesgos laborales, los riesgos psicosociales están presentes en toda organización y es vital identificarlos y tomar medidas preventivas para evitarlos o minimizarlos a límites razonables.

La salud de los empleados puede verse afectada en gran medida por estos factores de riesgos y por ende la salud de la organización también.

El constante monitoreo y reevaluación de los factores de riesgos, debe ser una herramienta infaltable para de eliminar los peligros del ámbito laboral y así disminuir los riesgos que estos implican.